miércoles, 18 de marzo de 2009

Perdón


En la estación donde me has dejado
en este invierno crudo, desolado,
solo tengo el fruto de los miedos...

Te di las llaves de mi capullo
y el acceso a mi metamorfosis
de larva a imago… y lo rompiste.
Muchas entraron, todas robaron
y tú lo permitiste

Ahora
No me pidas más de lo que puedo dar.
No sé si volverá mi primavera.
Sólo tengo un otoño de andrajera
con la esperanza de ahidalgar.

Yo sufro por mi capullo roto
por puñal indigno y alevoso.

Tu sufres por tu larva ausente
y de provechos abstinente,
y eres tan pobre que tienes que robar
minutos lúgubres para poder llorar
desconsolado y confitente.

Emprende el vuelo, mariposa nueva
El perdón es aire que te eleva.
La vida sigue, las grietas sanan
Habrá otros soles, otras lunas llenas
para alegrar tu soledad eterna.




Tema Musical:  Thye mermaid, Yani
docevenenomidivoices.com.br/


1 comentario:

Marta Alicia Pereyra Buffaz dijo...

Que placer leerte, amiga y colega.

Bellas y dramáticas imágenes en tu poema.

Besos.